Rehabilitación de Edificios

La rehabilitación de edificios supone en muchas ocasiones, una obligación y una necesidad. En las sociedades actuales, existen tanto la obligación de proceder a la rehabilitación de viviendas (debido a exigencias legales), como la necesidad de abordar estas obras para que los inmuebles se adapten a las condiciones de bienestar exigidas por sus propietarios y su entorno.

A continuación, resumimos las fases comunes para la rehabilitación de viviendas:

  • Acuerdo por parte de la comunidad de propietarios y contratación de los técnicos
  • Informe previo por parte de las oficinas de rehabilitación (ORVE)
  • Presentación del proyecto de ejecución determinado por el arquitecto
  • Contratación de la empresa constructora responsable de llevar a cabo la rehabilitación
  • Solicitud de licencias y subvenciones (en los casos que corresponda)
  • Confirmación por parte de los técnicos municipales de la licencia de obras
  • Ejecución de las obras
  • Cobro de la subvención pertinente (en los casos que corresponda)

Entre los beneficios que comporta afrontar la rehabilitación de edificios podemos destacar las siguientes:

  • Ahorro en materia de eficiencia energética. En este sentido, la rehabilitación de fachadas juega un rol básico, ya que los nuevos materiales y cerramientos propician un mayor aislamiento térmico y acústico.
  • Aumenta el confort y las condiciones de habitabilidad
  • Revaloriza y prolonga de la vida útil de las viviendas

Solicitar presupuesto

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies.EntendidoMás información